En invierno es muy común no ver a los mismos pacientes que suelo ver en verano, y ese es un tema que siempre me preocupó, no porque esté recibiendo menores ingresos, si no porque me pregunto, si realmente…

¿Esos pacientes están tomando verdadera conciencia del amor y valoración que se merecen los pies o tan sólo nos visitan a los podo-esteticistas por un tema estético???

Por eso se me ocurrió que puede ser de gran utilidad que te brinde algunos tips, que los podrás realizar vos desde tu casa.

Empecemos!!!

1- En el caso de ser mujer lo primero que harás será retirar el esmalte con un algodón y quita esmalte sin acetona.

2- Prepararás un fuentón con agua tibia, pondrás una música que te guste y te relaje, e introducirás tus pies. 

Si este momento, (tu momento) lo querés hacer mucho más especial podés incorporar al agua, algún aceite esencial y sales para pies, esto ayudará a relajarte aún más, quitará olores, ablandará las durezas y fortalecerá la piel.

3- Después de tenerlos 15 minutos en agua tibia, los secás con una toalla limpia y comenzás a exfoliarlos con alguna crema exfoliante, (si no querés gastar, podés utilizar alguna crema nutritiva y agregarle una cucharadita de azúcar) haciendo masajes en círculos desde el talón hasta las uñas. Esto hará que se vayan eliminando pieles muertas en zonas de durezas y si tenés los talones agrietados puedan nutrirse y mejorar.

4- Sin haber tirado el agua tibia, introducirás nuevamente los pies en ella y retirarás el exceso de crema que haya quedado y secás con una toalla.

5- Llegó el momento de prestarle atención a las uñas. Con un palillo vas a ir sacando todo resto de suciedad y cremas que hayan quedado por debajo de las uñas.

6- Las uñas de los pies no son iguales a las de las manos, por eso te sugiero que NUNCA les des forma curva. Las uñas de los pies precisan un corte recto, sin dejar irregularidades en los bordes. Al momento de cortar procurá dejar uno o dos milímetros como mínimo por encima del dedo.

7- En el caso de que vayas a pintarte las uñas, podrás pulir con lima un poquito para que se adhiera mejor el esmalte. Limás las uñas suavemente respetando la forma del corte y evitá que queden picos. Por nada del mundo cortes las cutículas, sólo utiliza un palillo para removerlas y empujarlas hacia atrás.

8- Ahora le toca a la hidratación, actualmente existen muchos productos en el mercado que te pueden ayudar a lograr hidratar y nutrir tus pies (cremas, bálsamos y aceites) Elegí el que más te guste y aplicalo mediante un masaje desde los talones hasta los dedos de tus pies.

9- ¡Por fin llegó el momento de pintarnos las uñas! Elegís el color que más te guste y empezás a pintarlas, podés optar por algún protector o endurecedor antes de la aplicación del esmalte.

Te aseguro que si hidratás todos los días tus pies y los exfolias una vez por semana, notarás una gran diferencia y seguramente ellos te lo agradecerán, devolviéndote un andar más confortante, confiado y alegre.

PD: Recordá que en el caso de que seas diabétic@, o seas un adulto mayor, SIEMPRE, SIEMPRE recurras a un podólogo, un mal corte o una lastimadura podría ocasionarte graves consecuencias.

Contame… ¿Vas a  hacer algo de todo lo que te propongo? 

Dejame tu comentario o tus dudas 

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?