Ya lo dijo la Madre Teresa de Calcuta 

«Quien dedica su tiempo en mejorarse a sí mismo, no tiene tiempo para criticar a los demás»

  • Por eso ahora mientras algunos se quejan y critican, yo actúo.
  • Cuando los demás abandonan, yo persevero.
  • Cuando otros imaginan que es difícil, yo lo intento.
  • Cuando alguien para por temor, yo sigo caminando con mi miedo.
  • Cuando tengo un sueño, despierto, pongo lo mejor de mí y ¡lo hago realidad!

¿Porqué crees que solemos 

criticar a los demás?

Tal vez te digas a ti mism@: “yo nunca critico a la gente” y  lo más probable es que si lo hagas.

Todos criticamos en ocasiones. Algunas personas lo hacen muy esporádicamente, pero para otros es una actividad que disfrutan y lo hacen todo el día.

Existe un placer oculto en criticar a los demás y en realidad lo que hay es una gran inseguridad personal.

Prestá atención:  Cuando criticás a alguien, inconscientemente estás asumiendo que vos estás bien, que tenés la razón y el otro no, o sea que aquí le estás dando poder a tu ego.

No importa si lo que criticás es la forma de vestir de la otra persona, o su manera de educar a sus hijos, o las cosas que disfruta comer, o los lugares que elige para vacacionar. 

El hecho es que al criticar asumís que tu verdad es la correcta y la de la otra persona está mal. ¿Te das cuenta?

Criticar es de algún modo resaltar que el otro es “inferior” a vos de alguna forma, y lo que realmente estás queriendo lograr, es creer que “vos sos superior”

Por eso disfrutamos tanto al criticar, es una manera de alimentar el ego, y se siente muy bien sentirte “superior” al otro en algo.

El problema de esto es que mientras más criticás, y mientras más te aferrás a ese mal hábito, confirmás tu inseguridad…

Significa que tenés una necesidad de sentirte superior, porque en el fondo te estás sintiendo inferior.

Aquellas  personas que son más seguras de si mismas, simplemente no critican a otros porque no tienen esa necesidad. 

No les parece divertido hacerlo, entienden y respetan que los demás pueden ser diferentes, y eso no hace que estén equivocados.

Los más seguros son más tolerantes con los demás, comprenden que pueden existir otras miradas y puntos de vistas,  cada persona tiene su verdad y todas son igual de valiosas.

Te propongo que te observes, cada vez que critiques a alguien, analizá cómo en realidad estás disfrutando sentir que vos sos mejor que el otro en algún aspecto. 

No caigas en esa trampa y mejor date cuenta que todas las personas son diferentes y todas son igual de valiosas. Somos únicos.

 

Te invito a que realices  un trabajo constante en vos, para que puedas ser una persona más consciente y estable emocional, mental y espiritualmente

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?