Existen tantos tipos de tes y sin duda la variedad de la que más se habla es la del té verde. Pues aporta muchos beneficios para la salud y el cuerpo. Sin contar que podemos combinarlo con jazmín o mango.

Te presento algunas de las propiedades del té verde para que te convenzas de que debes beberlo regularmente.

-Retrasa el envejecimiento

El té verde es un poderoso antioxidante. Por lo tanto es un gran aliado para luchar contra el envejecimiento. Colabora con la circulación sanguínea y evita el endurecimiento de las paredes arteriales. Contiene sustancias que estimulan el crecimiento del cabello y alargan el folículo piloso.

-Previene enfermedades crónicas y degenerativas

Estimula el sistema inmune, controla la diabetes, previene el Alzheimer y los cálculos renales ya que elimina las calcificaciones.

-Desarrolla y cuida la mente

Ayuda a la concentración y el trabajo mental, ya que la cafeína que posee le da propiedades energizantes.
Además ayuda a la memoria y la ubicación espacial.

-Cuida la piel

Por su alto poder antinflamatorio y antiséptico, sirve para tratar enfermedades de la piel, como ser la rosácea, el acné y la psoriasis. Las estrías también disminuyen por sus propiedades regenerativas y minimiza las bolsas bajo los ojos.

-Ayuda a adelgazar

Consumido en ayunas reduce la acumulación de grasa en el hígado, lo que evitaría también el hígado graso. Ayuda a quemar grasas. Bloquea la absorción de carbohidratos y acelera el metabolismo.

-Trata desórdenes psicoanímicos

Ayuda a combatir el estrés, puesto que algunos de sus compuestos disminuyen la formación y actividad de los radicales libres. Regula la depresión, ya que se activa la dopamina y serotonina que levantan el ánimo. También es relajante por lo que ayuda con la angustia.

¿Cómo consumir el té verde?

En infusión es la forma más conocida de consumo y una de las más sanas y naturales. Prepara una infusión de té verde y la puedes beber caliente, helada y combinado con otros sabores.

En polvo lo podrás incorpora a distintas recetas, añadirlo a batidos, helados o hacer té verde instantáneo.

En cápsulas es una muy buena opción si lo quieres incorporar como suplemento a tu dieta diaria y aún más si no tienes costumbre de sentarte a beber una taza de té.

Aceite esencial, lo puedes agregar a cremas y mascarillas para combatir el acné y reducir arrugas.

Como ves, las propiedades del té verde son muchísimas. Eso sí, esta bebida por sí sola no te cambiará la vida, debe complementarse con hábitos sanos. Una alimentación equilibrada, ejercicio y libre de excesos. Además debes ser constante en su consumo para poder aprovechar todos los beneficios del té verde.