Razones por las cuales no es bueno usar siempre el mismo calzado: 

1- La primera razón es la higiene, si usamos siempre el mismo calzado, no estamos dando luggar a que el calzado se ventile en su interior, a lo que esto puede desencadenar en hongos, por la transpiración y por consiguiente el mal olor. 

2- Otra de las razones es que los calzados se gastan más en la suela y se deforman, provocando alteraciones oseas y musculares, en especial rodillas, caderas y espalda. 

3- Los calzados bajos, como chatitas, pantubotas, pantunflas pueden provocar fascitis plantal y callosidades. Lo mismo ocurre con las zapatillas, siempre es mejor intercalar el calzado. 

4- Por último, es recomendable adaptar nuestros zapatos a la estación del año, por ejemplo en invierno es recomendable usar suelas de mayor grosor para evitar que pase el frío y que sean antideslizantes, para prevenir caídas en los días de llubias. Si hablamos del verano, las sandalias siempre serán mejores las que sujeten bien el tobillo y evitar así problemas de fricción. 

No acostumbrar siempre a nuestros pies a un mismo calzado, nos puede ayudar a salir más rápido de nuestra zona de confort. Tu cerebro estará más predispuesto a los cambios. 

Y recordá que cómo es arriba, es abajo. 

Cuanto más posibilidades de adaptación tengan tus pies, más posibilidades de adaptación tendrás en todas las áreas de tu vida. 

Si crees que el mejorar tu pisada y andar mejorará tu calidad de vida, entonces déjame aquí tu comentario. 

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?