Cumplir 40 años o más, puede representar estar un tanto maduros, que se vienen cambios, crisis, transformaciones físicas, psicológicas, emocionales y no podían faltar también los cambios en las relaciones afectivas.  

Comúnmente se suele hablar más de las crisis que atraviesan las mujeres en esa etapa de la vida, pero en realidad los hombres les pasa bastantes cosas parecidas. 

En especial pasar los 40 o los 50 donde la mayoría de los seres humanos lo asociamos con “LA MITAD DE LA VIDA” 

Y de repente los vemos por ahí, queriéndose sentir más joven, se anotan en el gimnacio, o empiezan a salir a caminar o se decidieron de una vez por todas a aprender a nadar y como broche de oro hasta compraron un plan de alimentación saludable por internet.

¿Y por qué será que pasa todo esto? 

Muchos de ellos posiblemente hayan acumulado años de trabajo, experiencia y trayectoria. 

Entonces… Se empiezan a preguntar si la vida que están llevando es la que realmente quieren o no. 

Es ahí cuando las posibles crisis aparecen, cuando toman conciencia de que la primera parte de la vida ha caducado, que los hijos crecieron y que los padres están envejeciendo.

Hasta hace unos pocos años se creía que solo las mujeres tenían desequilibrios hormonales a partir de esa edad. 

Actualmente está comprobado que el hombre también los padecen.

A mi juicio creo que tanto para mujeres, como para hombres, esta es una muy buena edad para interpretar la vida con otra mirada. 

Revisar el estilo de vida que realmente se desea llevar y dentro de las posibilidades ir adoptando nuevos hábitos para sentirnos mas sanos y vitales.

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?