La fecha de lanzamiento de mi Página Web iba a ser el 22 de septiembre, pero bueno la vida muchas veces nos pone a prueba, y a veces a prueba de balas.

Este 22 de septiembre operan al papá de una amiga y la verdad que mi cabeza no va a estar el 100 % para dedicarle al  lanzamiento de mi Blog.

A si que me dije, ¿Cómo puedo hacer para estar el 100 % con mi amiga el 22 de sep y cómo puedo hacer para cumplir con mi palabra???

La respuesta vino así, la fecha de la operación es inamovible, mientras que la Página puedo darle el lanzamiento unos días antes, ¿Total a quien estaría perjudicando con esta nueva decisión???

Así que gracias a una gran colega que hoy escribió esta frase

“No siempre podemos esperar el momento perfecto, a veces hay que atreverse a saltar”. 

Fue que terminé de tomar esta decisión.

Si me pongo a pensar en todo lo que me falta, seguramente va a pasar septiembre y quizás octubre, así que elijo saltar y quizás así se me abran otras puertas.

Cuando elegí a mi cliente ideal, (personas mayores de 40 años), pensé en todos esos sueños que por distintos motivos nos hemos ido postergando, y que siempre estamos a tiempo para decir  LA VIDA ES UNA FIESTA… CON MAS DE 40 AÑOS TAMBIEN.

Así que si hoy volviera a postergarme, ¿Sería coherente con lo que quiero transmitir?

Muchas veces tenemos que ponernos los zapatos y aprender a caminar, antes de querer enseñar a otros, y así es como esto que comenzó siendo un gran sueño, está tomando forma y color.

Uno de los tabúes más comunes que suelen aparecer a la hora de dar el gran paso y construir una vez más nuestros propios caminos en busca de la felicidad es pensar “QUE YA ES TARDE”, que el tener una edad determinada supone tener que ceder, callar, aguantar, no aprender cosas nuevas, mi destino ya está marcado, el tren ya pasó, etc…

No es así. Nunca es tarde para salir del sufrimiento, de hecho, es una obligación.

Hemos venido a este mundo con una gran misión, la de aprender a ser felices.

Ahora bien ¿Cómo empezar de “0” a cualquier edad?

Si las dudas y el miedo aparecieron ya, al hacerte esta pregunta, te cuento que a todos nos pasa, a mi me pasó… y seguramente me va a volver a pasar…

Te invito a que pienses en tu futuro y que te preguntes  ¿Cómo te gustaría verte a ti mism@ dentro de 2 años?, pero imagínate feliz, satisfech@ y tranquil@ ¿Qué vas a estar haciendo?, ¿Con quien?, ¿Dónde?, ¿Cuánto tiempo le vas a dedicar?

Ahora, pregúntate ¿Cómo te estás sintiendo en estos momentos???Si hoy no estás encontrando esa paz interior, ese equilibrio, satisfacción por lo que haces y alegría es muy probable que estés necesitando un cambio. Es decir te estás mereciendo una nueva oportunidad

Una de las primeras cosas que necesitamos tener en cuenta a la hora de querer realizar un cambio en nuestra vida, es que aceptemos que ningún cambio viene de la noche de la mañana, (te lo dice una que a veces la ansiedad le juega una mala pasada y quiere todo ya), es más todo cambio requiere, en primer lugar, tomar pequeñas decisiones que poco a poco nos van a ir llevando a dar el gran paso final.

Por ejemplo… Podríamos decirnos, hoy voy a controlar la angustia y el miedo.  Ya que estoy empezando a ser más consciente de que voy a empezar de nuevo, asumo y acepto mi decisión. Voy a cambiar mi miedo por la tranquilidad interior y la determinación.

Buscar información acerca de cómo nos gustaría empezar otra vez, buscando el apoyo más idóneo. Un modo de encontrar fuerzas es sentir que alguien nos apoya o nos entiende en ese nuevo camino.

Es de suma importancia aceptar que habrá familiares o amigos que no nos aconsejen bien, e incluso que recomienden un “no lo hagas” o “aguanta un poco más”.

Si ya hemos tomado la decisión de empezar de nuevo, es necesario que busquemos la cercanía de personas que han pasado ya por lo mismo que nosotros. Ellos son los que nos ofrecerán sin duda los mejores consejos y los mejores apoyos.

Con el correr de los años vamos dándonos cuenta que el pasado está para enseñarnos, nos brinda sabiduría, madurez. Nos fuimos convirtiendo en sabios con vivencias y aprendizajes, todo esto es UN ARMA DE GRAN PODER, a la hora de emprender algo nuevo.

Una de las cosas que más quiero compartir con ustedes es que durante este proceso de aprendizaje,en el que  estuve creando mi Página Web, existieron muchos momentos de frustración, donde decía, “EN LA QUE ME METÍ”, después decía cuanto más errores tenga, más cerca estoy de lograr lo que quiero, es como si tuviéramos que tirar los dados y sacar el 6, cuantas más veces tire el dado, más probabilidades tendré de obtener un 6.

Así es la mirada de una persona que desea con todas sus ganas, llegar a la meta, nada la apabulla. Todo lo enfrenta, toma aire y sigue adelante.

Nadie dijo que sería fácil dejar todo atrás y empezar de nuevo. Claro que es un camino duro y  la recompensa será siempre mayor, cuando no estás siendo feliz y necesitas un cambio. Anímate, merece la pena.

El futuro no está escrito y el mañana puede estar habitado por nuevas oportunidades, posibilidades, resultados.

 

 

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?