Claro que si se puede recuperar la alegría y el entusiasmo por vivir.

Hoy puedo decirte que yo soy un fiel testimonio. Cuando mis hijos comenzaron a alzar vuelo, la alegría y el entusiasmo se fueron esfumando. Hasta que elegí decir BASTA  y volví a tomar las riendas de mi vida y así pude descubrir nuevos caminos que me motivaran a seguir andando.

Lamentablemente nuestras actividades diarias nos pueden sumergir en un mar de lamentos y quejas. Así sin darnos cuenta vamos sepultando nuestra alegría de vivir bajo una gran montaña de obligaciones, preocupaciones y circunstancias que la mayoría nunca estuvieron a nuestro alcance poder cambiarlas.

Recuperar el entusiasmo por las cosas simples de la vida, es esencial para sentirnos bien.

Para recuperar la alegría lo ideal será redescubrir los placeres simples de la vida y valorar de las pequeñas cosas que en verdad importan.

En esta guía descubrirás por vos mism@ todo lo que te puede inspirar a recuperar la alegría y entusiasmo por vivir. Tips que me ayudaron a mí también, para salir de ese estado de aburrimiento y estancamiento.

Reconoce la alegría de vivir

Vivir en el aquí y ahora, reconocer el momento actual  como algo maravilloso, hermoso, especial, único. Si entras en este estado aprenderás a disfrutar más de lo pequeño. Nos topamos todos los días con momentos alegres, en muestras actividades diarias, un arco iris que salió luego de una tarde lluviosa, el abrazo y la sonrisa  de un niño, tu mascota que te recibe moviendo su cola cuando regresas a casa, preparar una cena en pareja o en familia, el salir a caminar por las mañanas, sentir el aroma de un café, la ducha luego de un día de mucho calor, echarnos a la cama a leer un libro, y hasta puedes sentirte content@ cuando alguien dice tu nombre por la calle y te reconoció,  etc.

Relájate

Cuándo me doy cuenta que mi vida se torna frenética, agitada y solo pienso en el trabajo, me pregunto ¿Qué lugar le estoy dejando a la alegría? Dicen que “El trabajo es salud”, estoy totalmente de acuerdo, siempre y cuando todo sea en su justa medida.

Si el trabajo termina siendo nuestra mayor prioridad, terminamos perdiendo el sentido de la vida.

Guarda siempre un 10 % de tus ingresos para premiarte, felicitarte. Si no disfrutas lo que consigues con el dinero que gastas, ¿Para qué seguir gastando en lo mismo?

Pasa más tiempo con la gente que te haga sentir alegre, reconocid@ y  apreciad@, y menos tiempo con aquellos que sean amargados, resentidos, inescrupulosos, competitivos o escandalosos. Recuerda que puedes elegir siempre con quién estar.

Cuenta tus logros, no importa que tan pequeños sean, y piensa en el resto como pruebas fallidas de las que aprendiste algo.

Hay momentos en los que es mejor descansar para recuperar fuerzas, en lugar de querer hace todo de golpe.

Acepta que no eres perfecto y disfruta de las posibilidades que eso implica

 ¿A que llamamos PERFECTO? ¿Bajo que patrón medimos lo que es perfecto y lo que no lo es? Una persona le puede gustar mucho las fiestas, para algunos esto será una cualidad y para otros quizás sea un defecto.

Es necesario darnos cuenta que todos tenemos luces y sombras.

El ansia por querer ser perfectos, nos va destruyendo.

¿Qué pasaría si cada vez que alguien te critica dudes de la misma forma en que dudas al hacer un cumplido a alguien? ¿Qué hubiera pasado si al recibir un cumplido hubieras asumido que era verdad, de la misma forma en la que lo hacías con las críticas? Ambos casos son posibles, pero los cumplidos te hacen sentir mejor y con ganas de regresar el favor. ¿Cómo te ves haciendo cumplidos más a menudo?

Mira el lado bueno de las personas, encuentra milagros y alegría

 Tómate más tiempo para mirar lo que te rodea. Hay flores pequeñas y hermosas que crecen entre las grietas de la vereda con un cielo que siempre las cubre.

Cuando las cosas parezcan difíciles, recuerda la frase de Einstein: Hay dos formas de ver la vida. Una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro.

Siéntete capaz de alcanzar tus metas

Si todos los días crees que lo vas a conseguir seguramente lo lograrás.

Existen personas que solo saben poner obstáculos en tu camino, no te focalices en eso, focalízate más en lo que quieres alcanzar. No creas todo lo que dicen ya que esto te impedirá avanzar.

Si te centras en la gente que tiene carácter, estilo de vida y hasta metas a las cuales te gustaría llegar, entonces tu alegría y entusiasmo desaparecerá por tan sólo querer tener algo que los otros tienen.

En verdad, tú ya eres todo eso. Es más, si perseveras en encontrar la alegría en tu vida, superarás a quienes supuestamente “lo tienen todo”.

Mira a lo alto, demuestra tus fortalezas y siéntete orgulloso de lo que has logrado y de quien eres.

Relaciónate con quienes te rodean y deja de lado la soberbia

Envía tarjetas de cumpleaños, planea reuniones o envía un mensaje para reconciliarte con alguien. Nuestros recuerdos más queridos y emotivos son de las personas y lazos que teníamos en esos momentos, no de objetos, crisis o “situaciones perfectas.” Puede ser que ese llamado de teléfono, ese mensaje de texto o esa tarjeta no cambie esa relación, pero te puedo asegurar que la sensación de haber dado lo mejor de ti, te hará sentir que ya eres un ganador!!! Y como dice el dicho ES MEJOR HABER AMADO Y PERDIDO QUE NO HABER AMADO NUNCA. Si conoces a alguien que crees que es genial, no tengas miedo y mucho menos vergüenza de hablarle y conocerlo. Hacer nuevos amigos es una habilidad que puedes aprender y que enriquecerá tu vida.

A esa persona, ¿le gustan los gatos?, ¿le gusta el mismo tipo de café que a ti?, ¿lleva puesta una camiseta de tu grupo musical favorito? Conversa sobre algo que tengan en común y luego mira cómo fluyen las cosas.

Vuelve a descubrir tu ingenio

El ingenio inteligente, el de las discusiones divertidas con bromas. Este ingenio aumentará el impacto que generes en los demás y ayudará a aliviar situaciones de tensión. Ciertamente, es una forma de fortalecer tu alegría de vivir.

Tómate todo el tiempo que quieras para reírte de vos mism@, se flexible con tigo mism@, esto impedirá que te bajonees cada vez que alguien te señale algún punto débil.

El comediante Christopher Titus ya lo dijo: “Me gustaría que me cuentes sobre tus malos momentos. En verdad, sería genial. Solo dímelos en forma de broma”.

Sonríe más y mira a las personas directo a los ojos

Fechas límite de trabajo,  reuniones forzadas, sientes que las personas solo te decepcionan, es hora de aprender a confiar más en la gente, puede ser que te lleve tiempo, no te desanimes luego de un tiempo, esta actitud se volverá parte de tu personalidad y hasta tu sonrisa forzada se volverá verdadera. Una forma de conseguirlo es dejar de ver la confianza como una apuesta de “todo o nada”.

Es casi ya normal que no todo el mundo devuelva una sonrisa o un saludo. Pásalo por alto y presta más atención a quienes más te respondan. No sabes si ese día esa persona se ha divorciado o si tiene un absceso dental. Lo que importa es tu intención. Un día te encontrarás con la sonrisa de un niño inocente y travieso o con la de un anciano que te mira con ojos de gran sabiduría y bondad. En ese momento, sentirás una profunda sensación de amor fraternal que cambiará tu mundo.

Regálate un tiempo para ti

Aunque te sientas  la madre más ocupada, el vendedor más ambicioso o tengas dos trabajos, no te olvides de ti. Aparta aunque sea una hora a la semana para ti. Toma un café con tu pareja o con un amigo, termina el proyecto que dejaste hace tiempo o consigue entradas para ese recital al que siempre quisiste ir. Déjate llevar por el momento y olvídate de los horarios y presupuestos. Tu familia apreciará el buen humor con el que estarás después. Si estás alegre, se sentirán mucho mejor que si sacrificaras todo por ellos entre lágrimas y un absoluto cansancio emocional. No te sientas culpable, sé tolerante contigo mismo.

Disciplínate para mantenerte en forma

Este año me propuse salir a caminar por las mañanas antes de comenzar con mis tareas diarias, al principio me resultó agradable, luego cuando quise exigirme un poquito más mi mente comenzó a resistirse, así que volví al principio, hacer algo para sentirme mejor, ahora tengo una rutina diaria donde salgo a caminar todas las mañanas con mis auriculares y la música que me anima a comenzar el día con más entusiasmo.

Cuando comenzamos a agregar algo a nuestra rutina sabiendo que nos hará bien, nuestra confianza aumenta. Por eso la clave está en la regularidad, no en la cantidad.

Cualquier otra actividad física como hacer Pilates, yoga, la danza del vientre puede cambiar tu vida. Si no lo crees es por que no lo has intentado, (yo era una de esas personas). Te aseguro ahora que ya lo probé en carne propia que el ejercicio aumenta la alegría.

Respira mucho aire fresco con regularidad. Te ayuda a sentirte mejor y es un elemento importante en tu salud. Si vives en un ambiente urbano y contaminado, trata de salir una vez cada tanto para respirar aire fresco en otro lugar.

Aprende algo nuevo

Al principio te sentirás extraño, está bien. Esto pronto se convertirá en alegría cuando empieces a dominar algo nuevo. Recuerda que no se trata de volverte un experto; el proceso de aprendizaje en sí te llenará de energía. ¿Quieres aprender canto, baile, pintura, manualidades, teatro, etc…? ¿Qué esperas? No necesitas tener ningún talento escondido para pintar, dibujar, bailar, cantar, hacer música, escribir, hacer comedia, poesía, teatro o cualquier arte. Como todo novato cometerás  los errores comunes, el tema es reaprender a disfrutar y apreciar esos buenos momentos, llegará el momento en el que mientras haces estas cosas solo por diversión, la gente que te conozca un poco empezará a decir que tienes talento en lo que haces. No lo niegues. Solo sonríe y diles que a pesar de haber empezado tarde, lo estás haciendo lo mejor posible.

Ponle más música a tu vida

Para muchas personas, la música trasciende el alma y nos puede transportar a un nuevo nivel de inspiración. La música alivia las tensiones del día a día. Rompe la monotonía de cocinar todos los días o de hacer los quehaceres de la casa. ¡Escucha música que haga cantar a tu corazón! ¿Alguna vez te han dicho que no tienes oído musical? No te preocupes. Eso no importa! ¡Ama la música a tu manera!

Rodéate de cosas bellas

Siempre me gustó tener la casa ordenada, perfumada, limpia, hasta llegué a pensar si no se había convertido en un T.O.C. (Trastorno Obsesivo Compulsivo).

Hasta que al leer sobre el tema del  orden, descubrí que genera un gran impacto en las emociones internas.

Otro tema importante para generar un buen sistema de emociones, es el de sentirnos orgullosos de nuestra apariencia sin importar la contextura que tengamos. La vestimenta expresa nuestros ideales y define quienes somos en la sociedad. La gente asumirá que tu vestimenta te refleja como persona. Muestra tus puntos fuertes y mantén la cabeza en alto. Aunque solo tengas cinco minutos para vestirte antes de salir, organízate y aprende a sacarle el máximo provecho al tiempo para lucir mejor. Visita museos, ve a conciertos, mira la belleza y cultura, disfruta los atractivos turísticos. Atraerás más felicidad a tu vida tan solo con apreciar estas cosas.

¡Diviértete!

¿Es difícil? Claro que no. Una buena carcajada inicia un proceso interno que libera químicos que te hacen sentir de buen humor. Estos químicos benefician tu sistema inmunológico, haciéndote sentir muchísimo mejor. Juega con niños. Los niños saben por naturaleza cómo divertirse. Juega en el parque con tus amigos. Tengan un día de campo y vístanse como Alicia en el País de las Maravillas o como su personaje favorito.

Ve a la playa y mueve tus pies desnudos en la arena mojada. Salta, deslízate y juega una y otra vez. Entonces, grita al mundo: “¡Soy grandioso! ¡Soy libre!”

Siempre habrá personas que querrán arruinar tu estado de ánimo, recuerda se trata de gente agresiva que en su mayoría no sabe a dónde se dirige y que sufre en su interior. Es posible que no lo sepas. Las ondas negativas que emiten estas personas son un reflejo de su dilema interno y sus malas experiencias. Por lo tanto, recuerda que es un problema que tiene que ver más con ellas que contigo; la compasión es tu mejor defensa.

Cuando hables con  gente que ha realizado sus sueños más grandes, te dirán que el camino para conseguirlos fue lo que más los ayudó y que cuando las cosas parecían perdidas, era el momento en el que todo cobraba más sentido, lo cual les brindaba el punto de apoyo necesario para superar las adversidades. ¡Vive el momento y recobra la alegría!

 

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?