¿Recuerdan que hace unos días estuvimos hablando sobre el área del pensar, según la reflexología???

En esa oportunidad dijimos que el AREA DEL PENSAR estaba relacionado a la Zona de los dedos y que representa a la cabeza en su área refleja hasta la mitad del cuello. Donde su correspondencia refleja en los planos emocional y psíco – espiritual son los pensamientos.

Bueno, acá viene lo prometido, EL AREA DEL SENTIR: Zona del metatarso, la cual abarca a nivel físico, desde la glándula tiroides hasta el plexo solar, incluyendo el pecho, la espalda y el largo de los brazos hasta las puntas de los dedos de la mano.
Se la denomina la ZONA MUSCULAR POR EXELENCIA, ya que al movilizarla encontrarán su liberación todas las zonas musculares del cuerpo. Tiene como órganos representativos el corazón y el diafragma, por que actúan por combustión y en el tiempo presente. El corazón late en tiempo presente, los bronquios funcionan en tiempo presente, la regulación de las tiroides funciona en tiempo presente y todo lo que mis manos hacen, ya sea abrazar, empujar, escribir, dibujar, moldear, etc…, solamente ocurre en tiempo presente.
Como elemento, su representación es el fuego y su energía es ascendente.

Cuando la energía de nuestros pensamientos está más conectada y abierta, nuestros sentimientos se muestran más espontáneamente.

A esta energía ascendente del elemento fuego en el área de los sentimientos – metatarso la podemos representar como si fuera un hogar a leña. Un hogar combustiona mejor cuando tiene un buen tiraje y la abertura necesaria para permitir el ascenso y la salida del aire caliente y el humo de la combustión producida.
Analógicamente, los dedos – pensamientos representan el tiraje y la abertura. La flexibilidad y liberación de cada uno de los dedos, representados por el elemento aire, abren los sentidos y permiten la apertura en su totalidad al elemento fuego para su conexión con el área del metatarso – sentimientos.
El área de los sentimientos corresponde a la zona próxima al corazón, al mediastino cardíaco, la tráquea y bronquios. Por otro lado, el área de las responsabilidades corresponde a la zona más próxima a los hombros, brazos, omóplatos y glándulas mamarias y sus zonas musculares correspondientes.
Hablando de las responsabilidades vamos a dividir a esta palabra etimológicamente en dos partes: responder – habilidad.
Cuando el área de los hombros está cargada (durezas, transformaciones óseas, contracturas, etc) bloquea el fluir de la energía de mis sentimientos hacia mis manos. O sea que toda la habilidad que tienen las manos (de acariciar, abrazar, empujar, crear, etc) comienza a perder fluidez y destreza habitual.
Al observar transformaciones en el metatarso, reconozco la falta de posibilidad de vivir en tiempo presente.
Como vimos hace unos días, el dedo índice o 2 representa a la vista, lo intuitivo, el cual se relaciona energéticamente con el área del sentir. Es decir que la visión, la intuición, la percepción de la vista ocurren únicamente en tiempo presente; al igual que los sentimientos.
Es por eso que al observar una transformación en un dedo índice o 2 (por ejemplo un dedo martillo), voy a encontrar transformaciones si o si en la zona del metatarso.
Es necesario marcar la diferencia entre intuición y sentimientos a diferencia de las emociones que son producidas por creencias limitantes, miedos o ilusiones.
El centro de unión entre el pensar y el sentir con el hacer y el tener está representado en el plexo solar, ubicado en el cuerpo en la zona del diafragma, a la altura de la boca del estómago, y en el pie se ubica en la parte media de interconexión entre el metatarso y el arco del pie, y se lo encuentra al flexionar los dedos hacia el metatarso (hacia abajo), donde notaremos como un pequeño hueco.
Cualquier trastorno manifiesto, ya sea hernia hiatal, úlcera, gastritis, dolor abdominal, angustia, etc… Delatará que esa persona está actuando en la vida en forma conflictiva, debido que no es honesto con sus Pensamientos y Sentimientos.
Así que más allá de que la reflexología es una herramienta poderosísima para destrabar estos y otros bloqueos energéticos,

¿Qué tal si empezamos por encontrar esa coherencia tan necesaria entre los pensamientos y los sentimientos?

Y así vamos a ir pudiendo convertirnos nosotros mismos en nuestros propios médicos.


Hipócrates decía: LAS FUERZAS NATURALES QUE SE ENCUENTRAN DENTRO DE NOSOTROS SON LAS QUE VERDADERAMENTE CURAN LAS ENFERMEDADES.

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?