La Hiperhidrosis es la transpiración excesiva ya sea en axilas, manos o pies y en sus formas más severas puede provocar hongos, descamación, mal olor, irritación y pigmentación de la piel.
Existen productos como talcos o cremas que pueden hacer que la sudoración disminuya.

Los pies cuentan con 250.000 glándulas sudoríparas y suelen ser una de las partes del cuerpo que presenta más sudor. Esto suele ser bastante molesto debido a que los pies permanecen cubiertos la mayor parte del día por las medias y el calzado de modo que el sudor no puede drenarse.

Cuando el problema se prolonga durante mucho tiempo, no solo aparecen las desagradables manchas amarillas sino que también se produce el mal olor debido a la gran concentración de bacterias y toxinas. Pudiendo así contraer onicómicosis (Hongos en las uñas).

Las causas más comunes de la hiperhidrosis en los pies pueden ser:

Los alimentos que consumís: Existe una relación entre el consumo en exceso de comida picante, cafeína, gaseosas, tabaco y alcohol y la hiperhidrosis, no solo en los pies.

Podés limitar la ingesta de estos alimentos durante una semana y observar si hay cambios importantes en el sudor de tus pies.

El tipo de calzado: Es una causa tan simple que suele pasar desapercibida. Algunos calzados son hechos a base de un material que propicia la sudoración excesiva. También hay tipos de zapatos que no están bien ventilados.

El tipo de medias: Aquellas medias que están hechas a base de fibras sintéticas hacen que la temperatura de los pies aumente considerablemente y se produzca la sudoración. Lo recomendable es usar medias de toalla o de algodón.

Higiene inadecuada: La higiene inadecuada de los pies muchas veces puede dar paso a la sudoración en exceso y a la formación de manchas amarillas. Te recomiendo que laves tus pies a diario y los seques muy bien y utilices un Talco antitranspirante antes de calzarte.
(En este enlace http://bit.ly/2LLpKl0, podrás encontrar el Talco específico que te recomiendo y que está a la venta)

Estrés: El estrés es dañino para la salud en general y puede hacer que sudemos de más. Cuando la persona se encuentra ansiosa o estresada se estimulan las glándulas sudoríparas dando paso a la sudoración.

Enfermedades crónicas: Quienes sufren de diabetes, del hígado o afecciones del sistema nervioso pueden desarrollar hiperhidrosis en los pies.

¿Cómo tratar el exceso de sudor en los pies?

El té negro
Es una verdadera maravilla para estos casos. Porque sus componentes pueden regular el pH y así el exceso de humedad.

Prepará una infusión de té negro, colócala en un recipiente e introduce tus pies. Mantenelos allí durante unos 30 minutos.
Lo recomendable es hacer estos lavados un par de veces a la semana.

El bicarbonato de sodio

Este es un compuesto antiséptico y astringente muy eficaz para neutralizar el sudor.

Lo podées usar calentando una cantidad suficiente de agua agregándoles el bicarbonato de sodio. La medida dependerá de la cantidad de agua. Cuando el agua esté tibia, sumergí tus pies por unos 20 minutos para maximizar el efecto. Luego seca muy bien tus pies.
Es recomendable hacer este tratamiento unas 3 veces por semana.

El vinagre.

El vinagre de manzana puede también ayudar a neutralizar la sudoración y los malos olores que esta causa debido a su acción ácida. Te recomendamos hacer lo siguiente.

Mezclá una buena cantidad de vinagre en agua tibia.
Remojá tus pies durante una media hora. Luego asegurate de secarlos muy bien.

También es muy importante tener siempre bien limpios el calzado y las medias, a las cuáles les podés dar un último enjuague con un buen chorro de limón.
 
 
 
 
 
Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?