Aquí en el Hemisferio sur, en marzo comienza el otoño, una estación especialmente hermosa por sus colores y la temperatura de sus días.

Más allá de eso, es una época especial por sus significados:

COSECHA – PLENITUD – CAMBIO

El otoño trae una disminución de la luz solar y en la naturaleza, los animales se preparan para hibernar, la vegetación cambia.

Por eso a mi me gusta llamarla la estación de la cosecha, la plenitud y los cambios.

Al igual que la naturaleza, el ser humano también tiene un tiempo de cosecha como consecuencia de sus acciones.

Esto me hace recordar la parábola de los talentos, que se trataba de multiplicarlos. ¿Qué estuviste sembrando, para hacer crecer tu cosecha?

Otoño también significa tiempo de madurez, tema que ya sabes me encanta tratar, por todo lo que conlleva, por el auge y la plenitud.

¿Sentís que te encontrás 

en el otoño de tu vida?

Si es así, te invito a que descubras todo lo que en esta etapa estás sumando en tu vida. 

Te tiro una idea, EXPERIENCIAS,  CONOCIMIENTOS, por más que no hayas hecho alguna carrera, o tengas un montón de títulos en la pared, seguro que con los años tus conocimientos fueron aumentando.

CUIDADOS, ¿Qué tal, cómo andamos por ahí? Te cuento que yo tampoco  soy la misma de hace 10 o 15 años atrás.

Otoño también significa cambio; entonces si tú cosecha no es del todo como esperabas, estás a tiempo y tenés la posibilidad de hacer los cambios necesarios para que eso suceda.

Para que el cambio se produzca, tendrás que ver muy interiormente dentro tuyo, ¿Qué es lo que todavía no has soltado para seguir adelante y  así puedas recoger los frutos que tanto ansías tener?

Estar madur@ es soltar, saber dejar ir, así como los árboles dejan ir sus hojas. ¿Qué tenés que dejar ir para que tu vida sea más plena y logres vivir el mejor momento de tu vida?

Me encanta el otoño y toda la sabiduría que encierra su significado.

¿Lo vas a dejar pasar? 

Cosechá lo que has sembrado y planificá por adelantado los cambios que debés realizar para que la próxima cosecha la encuentres multiplicada. 

El otoño, es la estación de la “depuración”, de limpieza, de soltar actitudes, cambiar comportamientos, ideas que ya no nos benefician, de todo aquello de lo que debemos o queremos desintoxicarnos.

Los viejos prejuicios, los condicionamientos del pasado que aún andan impidiendo tu evolución, esas actitudes perjudican tus relaciones, esos juicios…

Limpiar y renovar tu entorno, tu espacio… liberarte de lo viejo, de cargas; poder caminar en la senda del autoconocimiento de forma reflexiva sin ataduras ni limitaciones.

El otoño  trae renovación, igual que en la Naturaleza; caen las hojas viejas, las tonalidades cambian…  da un mensaje de esperanza, de experiencia, madurez, sabiduría…

Trabaja tu mundo interior, “cultiva tus flores y semillas” para que den buenos frutos.

Desasete de tus hojas sobrantes (miedos, inseguridades, tristezas, rabia…) y dejá que crezcan nuevas hojas (ilusión, amor, confianza, esfuerzo, felicidad…)

Viví tu otoño desde otra perspectiva, desde la visión de que necesitás también de esta estación para recordarte que tenés la opción de renovar tu vida.

 

¡Feliz otoño!

 

 

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?