El AREA DEL HACER corresponde a toda la ZONA DEL ARCO. La cual abarca el área física correspondiente al abdomen, desde el plexo solar hasta el ombligo.

Contiene el reflejo de todos los órganos blandos. Es la zona por donde fluyen todos los líquidos del cuerpo. La función de esta área la podríamos imaginar como un laboratorio activo.

Como elemento, su representación es el AGUA Y SU DIRECCIÓN ES DESCENDENTE.

Es invasora y en algunos casos hasta puede llegar a ser corrosiva, ya que en esta área es donde se anidan las emociones. 

Como humanos, elaboramos en esta área todo aquello que aceptamos en el pasado para proyectarnos hacia el futuro.

En esas memorias se encuentran las creencias, los mandatos familiares y culturales, argumentos, miedos, culpas, y las expectativas de los otros, que van deteniendo la evolución de nuestro SER ESENCIAL.

Por tal motivo la vamos a llamar el AREA DE CONFLICTO.

Aquí la aceptación de los mandatos lleva a una acción que no se encuentra alineada al SERVICIO DE MI SER, si no que yo estoy al servicio de dichos mandatos.

La dirección de esta área como dijimos es descendente y es para nutrir al área siguiente, que el AREA DEL TENER, es en este campo en donde vamos a encontrar los límites necesarios para que la acción no invada nuestras vidas.

Cundo hablo de acción, en este caso, me estoy refiriendo a la acción que los otros esperan de nosotros para satisfacer sus propias expectativas, y no nuestras PROVABILIDADES Y POSIBILIDADES.

La acción de esta área, que actúa desde las memorias del pasado hacia el futuro, es influenciada por los pensamientos que se manifiestan en los órganos que se enferman o reaccionan.

En el AREA DEL HACER a través de la lectura del pie, se puede ubicar que órganos recibieron la influencia de los pensamientos aceptados inconsciente e inocentemente.

Por todo esto es importante movilizar  esta área, ya que como dije anteriormente el símbolo es el AGUA, la cual es invasora y corrosiva e ilimitada.

Esta es una nueva señal para darnos cuenta de como se benefician nuestros órganos al beber agua, (como mínimo 8 vasos al día).

Así nuestros pensamientos, sentimientos y emociones van a ir encontrando un cierto equilibrio.

Es importante que recuerdes que de acuerdo a lo que piensas y cómo hablas, también será la forma en cómo vas a ir abriendo o cerrando posibilidades en tu vida. 

Si te gustó este artículo no dudes en dejar tu comentario 

 

 

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?