Que el mundo actual está en crisis no es ninguna novedad.

Ya no se habla solo de crisis económica, sino de valores y como si fuera poco estamos viviendo una auténtica revolución laboral.

¿Conocen la frase que dice “Detrás de toda crisis, existe una oportunidad???

Cada vez son más las personas que dicen que haber sido despedidas fue lo mejor que les ha podido pasar.
Obviamente que cuando nos encontramos en un punto límite, surge la mayor creatividad.
Ahora bien ¿Para qué llegar a ese punto límite? ¿Qué nos está impidiendo hacer eso que realmente nos apasiona, y que podría ser a la vez rentable?

Mientras estemos en nuestra calentita zona de confort, nada nos moverá para que hagamos verdaderos cambios en nuestra vida.

Pero cuando las cosas se empiezan a torcer, agudizamos nuestro ingenio y encontramos soluciones que creíamos que ni existían…
También puede suceder, que no estemos felices con nuestro trabajo. Puede que nos sintamos estancados, desmotivados, que estemos necesitando un cambio, ya sea porque no vemos posibilidad de progreso donde estamos trabajando o tal vez el trabajo esté afectando nuestra salud, lo cual se puede dar por demasiada presión laboral, muchas horas invertidas, o continuamos trabajando en casa y hasta los fin de semana.
HAGAMOS LO QUE HAGAMOS CON NUESTRA VIDA, SIEMPRE ESTAREMOS ELIGIENDO, SIEMPRE ESTAREMOS TOMANDO UNA DECISIÓN.
¿Alguna vez se han planteado que existe una vida más allá de la rutina?
¿Soñaron con una manera diferente de trabajar o incluso han llegado a envidiar a personas que se están realizando a nivel profesional, que viven de su pasión, que aman lo que hacen? Entonces esa es la gran necesidad, esa vocecita interna que todos tenemos, que nos hace levantar de la cama, que nos está pidiendo salir de nuestro letargo y nos susurra diciendo que todo está en nosotros para vivir la vida que queremos.
Obviamente que van a aparecer sentimientos y emociones como vértigo, miedo, nos enfrentaremos a esas creencias que en realidad no son nuestras, esas voces del pasado, la educación, la familia, la sociedad entera.
Muchos hasta tendremos que explicar a los demás que lo que queremos hacer tiene sentido, que no nos hemos vuelto locos, que nos mueve esa pasión, esas ganas de crecer y superarnos, que nos merecemos una vida mejor, una vida llena de significado, de realización personal, de creatividad, de valores. Y por que nos hemos cansado de vivir una vida sin sentido.
Nunca es tarde para reinventarse. Todo lo que acabo de contarles es en realidad una parte de mi vida.
Pasé por todas estas etapas y sentí miedo, incertidumbre, vacío, desmotivación. Hasta llegué a creer que no me merecía una vida plena, que el éxito y el triunfo no eran para mí, que nunca sería capaz. (Llamo éxito y triunfo, a lograr mis sueños, proyectos, cumplir metas, y sortear obstáculos).
Solo me atreví, di el paso, me formé, (y voy a seguir formándome) aprendí muchísimo de mí misma, de mis emociones, logré potenciar mi autoestima, decidí creer cada vez más en mi misma y poco a poco fui creando en mi otra Mónica: una mujer valiente, decidida, capaz, apasionada por su trabajo, que en lugar de esconderse da la cara y ve en los obstáculos y problemas una nueva oportunidad para crecer y aportar valor.
Por eso hoy les quiero OFRECER una SESIÓN EXPLORATORIA SIN CARGO, para poder acompañarlos a RINVENTARSE y que puedan encontrar su CAMINO, SU MISIÓN, SU PROPÓSITO DE VIDA, para que logren realizarse a través de esos talentos que ya tienen y así poder vivir de eso que los apasiona.
Recuerden LA VIDA ES UNA FIESTA, SOLO SI ELEGIMOS VIVIRLA ASÍ.

¿Para que esperar a los 80 años para preguntarnos el por que no nos hemos atrevido a apostar por nuestros sueños?

Hagamos que nuestra vida, sea como decía Carlitos Balá

”El movimiento se demuestra andando”.

Abrir chat
1
¿Necesitás ayuda?
Hola ¿En que te puedo ayudar?